En 1953, el GIA desarrolló su “sistema internacional de calificación de diamantes” y las popularmente conocidas como ‘4Cs’ (‘cut, clarity, color y carat weight’, es decir, ‘talla, pureza, color y peso’), como un estándar para comparar y evaluar la calidad de estas cotizadas gemas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Enviar comentario